Uso de pozo propio


¿Puedo hacer un pozo en una finca de mi propiedad? ¿Cuánta agua puedo obtener?

El propietario de una finca puede aprovechar las aguas subterráneas captadas a través de la construcción de pozo o sondeo. El aprovechamiento de las aguas no es ilimitado sino que está sometido a una serie  de condicionantes.

En primer lugar es necesario comprobar que la masa subterráneas de la que se detraen las aguas no esté declara sobreexplotada, ya que en ese la Planificación Hidrológica tiene prohibida la autorización de nuevas captaciones. Igualmente es necesario asegurarse que la ubicación de la captación subterránea y por tanto del predio beneficiado no se encuentre dentro de ningún tipo de perímetro de protección que el Organismo de Cuenca establezca.

En segundo lugar y para el caso de que pueda autorizarse un nuevo aprovechamiento de aguas subterráneas, este estará sometido a una serie de condicionantes.

1.- El volumen máximo autorizable por ley está fijado en 7.000 m3/año

2.- Para el caso de que el aprovechamiento a realizar sea superior a los 3.000 m3/año requiere de una memoria justificativa de los usos y caudales según el vigente plan hidrológico.

3.- El aprovechamiento de aguas únicamente puede beneficiar a un solo predio. No es posible trasladar el agua captada de un predio a otro. Hay interpretaciones distintas sobre lo que se entiende como predio. Cierta doctrina entiende por predio una unidad de explotación independiente. Otros parcelas catastrales distintas. Por ultimo, fincas registrales independientes.

Vías pecuarias no deslindadas


¿Qué ocurre si por mi finca pasa una vía pecuaria no deslindada?

Las vías pecuarias se consideran bienes de dominio público hidráulico que gozan de una especial protección.

Las vías pecuarias se denominan, con carácter general: cañadas, cordeles veredas y coladas.

a) Las cañadas son aquellas vías cuya anchura no exceda de los 75 metros.

b) Son cordeles, cuando su anchura no sobrepase los 37,5 metros.

c) Veredas son las vías que tienen una anchura no superior a los 20 metros.

d) Las coladas tienen una anchura no superior a 12 metros.

Legalmente la vía pecuaria nace por medio de lo que se conoce como Clasificación, que normalmente se corresponde con una resolución del Organismo competente por el cual, en base a los pertinentes proyecto previo, se aprueba legalmente la existencia de la vía.

La siguiente fase es la de Deslinde y consiste en llevar a la realidad la vía pecuaria con el trazado y demás características aprobadas en la clasificación.

En la actualidad debido a la desaparición de la ganadería trashumante  y la falta de mantenimiento por parte del organismo competente, gran parte de las vías pecuarias han desaparecido, siendo aprovechadas por los titulares de los predios colindantes. Sin embargo, pese a que físicamente la vía pecuaria no exista no significa que legalmente haya dejado de existir y carezca de protección. No debe olvidarse que las vías pecuarias se son bienes de dominio público hidráulico por lo que cualquier actuación, tal como modificación de trazado o aprovechamiento agrícola debe autorizarse previamente.